SE PUBLICA POLÍTICA NACIONAL DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO PARA EL PERÍODO 2024-2028

Con fecha 7 de mayo pasado se ha publicado en el Diario Oficial el texto aprobado de la nueva Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo para el período 2024-2028.

Política que se dicta en virtud de la ratificación del Convenio N°187 de 2006 de la OIT, en que el Estado de Chile se comprometió a realizar un proceso de mejora continua de la seguridad y salud en el trabajo con el fin de prevenir las lesiones, enfermedades y muertes ocasionadas por el trabajo mediante el desarrollo de una Política, un Sistema y un Programa Nacional para estos fines.

Para dar cumplimiento a este compromiso internacional, el Decreto Supremo N°47 de 2016 del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, aprobó la primera Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, la cual conforme se establece en el mismo decreto debe ser revisada cada cuatro años.

Así, la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo 2024-2028 mantiene los ejes estructurales de la Política que se actualiza, estableciendo los lineamientos en temas que fueron relevados en las consultas regionales tripartitas, fijando los siguientes puntos:

 

  1. Principios de la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo

Los principios que se tuvieron a la vista y que rigen la Política Nacional son entre otros:

  1. Respeto a la vida e integridad física y psicosocial de las personas trabajadoras como un derecho fundamental
  2. Desarrollo de un enfoque preventivo de la seguridad y salud en el trabajo, a través de la gestión de los riesgos en los entornos de trabajo.
  3. Enfoque de género y diversidad
  4. Universalidad e Inclusión
  5. Solidaridad
  6. Participación y diálogo social
  7. Integralidad
  8. Unidad y coordinación
  9. Mejora continua en los procesos de gestión y programas preventivos
  10. Responsabilidad en la gestión de riesgo

 

  1. Objetivos De La Política Nacional De Seguridad Y Salud En El Trabajo

Los objetivos que persigue la Política en análisis son los siguientes:

 

  1. Desarrollar, promover e integrar una cultura preventiva dirigida a toda la sociedad en materia de seguridad y salud en el trabajo
  2. Perfeccionar el marco normativo en materia de salud y seguridad en el trabajo
  3. Fortalecer la institucionalidad fiscalizadora de la seguridad y salud en el trabajo
  4. Garantizar y optimizar la calidad y oportunidad de las prestaciones otorgadas por los organismos administradores del seguro de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales
  5. Garantizar la incorporación del enfoque género y diversidad en todas las acciones que se implementen en el marco de la Política.
  6. Disminuir la ocurrencia de accidentes del trabajo y de enfermedades profesionales
  7. Promover la incorporación prioritaria de las personas trabajadoras independientes e informales a la seguridad social
  8. Generar acciones que promuevan la salud mental y entornos de trabajo libres de violencia y acoso

 

  • Ámbitos de Acción de la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo

La Política Nacional en cuestión busca llevarse a cabo e implementarse en las áreas que se detalla a continuación:

 

  1. Perfeccionar, sistematizar y armonizar el marco normativo en seguridad y salud en el trabajo
  2. Fortaleciendo la fiscalización y control de las entidades fiscalizadoras
  3. Promover, difundir, capacitar y dar asistencia técnica
  4. Fomentar y desarrollar la investigación e innovación tecnológica en seguridad y salud en el trabajo

 

  1. Responsabilidades en la Implementación de la Política Nacional de Seguridad y Salud del Trabajo

La Política otorga un rol y una serie de responsabilidades a los actores del mundo laboral, quienes tendrán a su cargo la realización de determinadas tareas en materia de seguridad y salud en el trabajo para efectos de concretar las mediadas contempladas en la presente Política Nacional. Entre estas entidades se encuentran:

 

  1. Los Órganos de la Administración del Estado
  2. Las Entidades Empleadoras y sus Organizaciones
  3. Las Personas Trabajadoras y sus Organizaciones
  4. Los Organismos Administradores

 

  1. Compromisos Para La Implementación De La Política Nacional De Seguridad Y Salud En El Trabajo

Por último, con la finalidad de implementar la presente Política y de avanzar en una cultura preventiva que controle y reduzca los riesgos laborales, permitiendo contar con entornos de trabajos seguros y saludables, los actores sociales deben:

 

  1. Órganos de la Administración del Estado: liderar y coordinar el trabajo intersectorial para la implementación de la Política y la ejecución del Programa Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.
  2. Entidades Empleadoras y sus Organizaciones: difundir y garantizar la implementación de las directrices, roles y obligaciones establecidas en la presente Política para los lugares de trabajo.
  3. Personas Trabajadoras y sus Organizaciones: cumplir con las normas de seguridad y salud en el trabajo y con lo establecido en la presente Política, conforme a roles y funciones como personas trabajadoras.
  4. Organismos Administradores del Seguro de la Ley N°16.744: difundir y cumplir lo establecido en la presente Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

 

  1. Compromisos de Indicadores de Accidentabilidad y Morbilidad: reducir las tasas de accidentabilidad laboral, accidentes de trayecto, de mortalidad y a determinar la prevalencia e incidencia de enfermedades profesionales de mayor gravedad en población trabajadora al 2026.

 

  1. Plazos Para Implementar la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo

La presente Política Nacional deberá ser revisada y actualizada cada cinco años. Dentro de los seis meses de publicada la presente Política Nacional, y previa consulta a los actores sociales, el Comité de Ministros y Ministras para la Seguridad y Salud en el Trabajo, deberá aprobar el Programa Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Una comisión tripartita será la encargada de dar seguimiento al programa y a su cumplimiento. Para lo cual podrá proponer medidas de corrección y ajustes frente a incumplimientos o desviaciones.